Podología / Análisis marcha

Podología / Análisis marcha

El pie humano es una maravilla de la ingeniería. Formado por 28 huesos, 33 articulaciones, 107 ligamentos, 19 músculos y tendones que mantienen toda la arquitectura anatómica y hacen posible una gran variedad de movimientos. Además, cada pie cuenta con más de 100.000 glándulas sudoríparas, una red vascular y nerviosa que junto con una capa de tejido graso en la planta del pie, colaboran en la absorción de los impactos y presiones que se producen en la marcha humana.

Cualquier defecto o mal funcionamiento en el pie, puede ser la causa de un problema en otra parte del cuerpo. Al igual que determinadas enfermedades sistémicas tienen sus primeras manifestaciones en los pies.

El podólogo es el profesional sanitario encargado de ocuparse de la salud de los pies, para ello previene, diagnostica, trata y educa a la población sobre las deformidades y afecciones de los pies.

El ser humano a lo largo de su vida pasa por diferentes etapas. Así el podólogo puede ayudarte desde la infancia hasta la edad adulta/anciana, sin olvidarnos de aquellas situaciones especiales o grupos de riesgo: diabéticos, deportistas, bailarinas y personas que por cualquier circunstancia pasan mucho tiempo de pie.

Servicios podológicos

  • 1. Podología dermatológica: estudio de las enfermedades y afecciones dermatológicas. Hiperqueratosis y helomas( callos y durezas), infecciones por hongos (pie de altleta), bacterias (eritrasma) y virus (papilomas o verrugas), alteraciones de la sudoración por exceso o por defecto, problemas ungueales (unas encarnadas, engrosadas….)
  • 2.Podología pediátrica: hay que destacar la importancia de realizar un valoración podológica en edades tempranas, 3-4 años, para poder prevenir, diagnosticar y tratar cuanto antes cualquier patología para evitar lesiones y patologías en la edad adulta. Pies valgos, pies planos, marcha en aducción (con la punta de los pies hacia dentro), posición defectuosa de los dedos: supraductus, infraductus(dedos montados), posición de las piernas, “rodillas en x”.
  • 3.Podología geriátrica: con la edad se produce una pérdida del tejido adiposo del pie y una mayor deshidratación, lo que favorece la aparición de lesiones en los pies. A esto le añadimos que en la senectud suelen coexistir enfermedades crónicas (diabetes, problemas vasculares, artritis, artrosis…) lo que añade más riesgo a esta situación. Se recomiendan visitas periódicas al podólogo para identificar estos pies de riesgo, prevenir y en su caso tratarlos.
  • 4.Estudio de la marcha/biomecánico: habitualmente un dolor en los pies esconde un problema biomecánico. El objetivo de un estudio biomecánico es valorar, detectar, diagnosticar y recomendar un tratamiento para esas alteraciones biomecánicas que producen dolor. En el estudio biomecánico se valora en estática y durante la marcha, la estructura, alineación y función de los distintos componentes que intervienen en la marcha humana.
  • 5.Ortopodología: consiste en el tratamiento no quirúrgico de los trastornos biomecánicos de las extremidades inferiores, cuando el movimiento y la función del pie y el tobillo están fuera del rango de los límites normales. Nos centramos en el tratamiento de las afecciones del pie mediante el diseño y confección de plantillas a medida para cada paciente.

David Tabarés García

Coslada

Raquel Almería Aparicio

Coslada y Vallecas

Belén Díaz Ballesteros

Coslada
Project Title